Jornada “Modelo de Empresa Saludable y Gestión Social”

 En Actualidad

En 2007, la Asamblea Mundial de la Salud, de la OMS lanzó el plan global de acciones para la salud de los trabajadores, 2008-2017, con el fin de proporcionar a los estados miembros, nue-vos ímpetus para la acción.

De otra parte, para responder a los retos de un mercado complejo y competitivo, con grandes y frecuentes variaciones, surge la necesidad de introducir nuevos modelos de gestión que siendo innovadores ofrezcan a las organizaciones diferenciarse y proyectar una imagen positiva en la sociedad en que se desenvuelve frente a la competencia.

En este contexto, la OMS ha desarrollado el modelo de empresa saludable que considera las siguientes premisas:

  • La salud y la seguridad dependen del entorno físico del trabajo;
  • La salud, seguridad y bienestar dependen del entorno psicosocial del trabajo, incluyendo la organización del trabajo y la cultura del espacio laboral;
  • Los recursos personales de salud en el espacio laboral, y
  • Las formas de participar en la comunidad para mejorar la salud de los trabajadores, sus familias y los otros miembros de la comunidad.

De esta manera, podría definirse que la empresa saludable como “el entorno laboral en el que la dirección y los empleados participan en un proceso de mejora continua, de innovación y de transmisión de conocimiento para promover la salud, seguridad y bienestar de las personas, en un ambiente laboral sostenible que facilite la consecución de los objetivos de la organización” o lo que es lo mismo “una organización comprometida con la salud de sus empleados, con la salud de su organización, con su salud financiera y con la salud del entorno social donde se desenvuelve“.

En síntesis, ser una empresa saludable tiene las siguientes importantes ventajas:

  • Una contribución directa al beneficio empresarial por mejor aprovechamiento de su plantilla, reduciendo su rotación y atrayendo nuevo talento profesional para lograr una posición diferenciadora que aumenta sus vínculos con la sociedad en la que actúa.
  • Un aumento de la implicación, el compromiso y el sentimiento de pertenencia de sus empleados que se convertirán en sus principales y mejores embajadores y apóstoles de sus productos/servicios.
  • Una mejora de la percepción social de la empresa por la imagen que proyectan de ella sus empleados y el resto de agentes vinculados a la misma, convirtiéndose así en un referente de sus sector y de la sociedad en general.
  • Una ventaja para los trabajadores que mejorarán su salud y bienestar físico y emocional dentro y fuera del entorno laboral, lo que redunda también en un aumento de su productividad al reducirse el absentismo derivado de enfermedad común y de accidentes.
  • Una influencia positiva en el conjunto de la sociedad en la que actúa, al colaborar en la mejora del estado de salud de la población y en el respeto por el medio ambiente.

La consecución de un entono laboral o empresa laboral debe conseguirse a través de un proceso de mejora continua y con la implicación de todos sus componentes: Dirección, estructura de mando y los trabajadores y sus representantes, es decir es un proceso que facilita alcanzar la excelencia de gestión de una organización.

Desde La Fundación Personas y Empresas os invitamos a todos los interesados en saber más sobre este tema en la jornada que va a tener lugar el próximo 17 de marzo. ¡No os lo perdáis!

Consulta el programa de esta jornada.

Recomendados

Empieza a escribir y pulse Intro para buscar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies