“La vida no es fácil para ninguno, todos tenemos que esforzarnos para conseguir lo que queremos”

 En Actualidad

El día 25 de Marzo celebramos  el evento de clausura del VI Programa de Mentoring en las instalaciones de Pinardi, entidad con la que colaboramos para ayudar a jóvenes en riesgo de exclusión social  a entrar en el mundo laboral. A través de esta iniciativa, los participantes o mentees, con la ayuda de un mentor, aprenden a expresar sus objetivos y sus metas, y acceden a que éste le guíe en el proceso.

En esta VI edición, los voluntarios (mentores, entrevistadores y formadores) han sido en su mayoría participantes de alguna de las cinco ediciones del “Programa Jóvenes Innovadores en RRHH”. Los participantes han demostrado las ganas de alcanzar las metas que se han marcado a lo largo del programa. Algo para lo que la cercanía generacional entre mentores y participantes, ha sido muy positiva.

El evento comenzó a modo de evaluación con todos los participantes, donde los chicos fueron expresando todo lo que les ha ido aportando cada sesión, y todo lo que su mentor particular le ha ido trasladando. “La importancia de las pequeñas cosas” dijo Simo, “he aprendido cosas que creía que ya sabía” añadió Micka. También, los mentores y entrevistadores que participaron compartieron su experiencia en esta charla, demostrando que ha sido igualmente enriquecedor para unos y otros. “Yo empecé desde el principio haciendo la selección de algunos de los chicos, tuve la oportunidad de ir a alguna de las sesiones que me aportaron muchas cosas. La vida no es fácil para ninguno, todos tenemos que esforzarnos para conseguir lo que queremos” dijo Saray, mentora de Micka. “Hice la simulación de entrevista con Verónica, mi participación fue corta, pero ha sido una experiencia positiva, os animo porque este programa tiene futuro, y las cosas no se consiguen en dos días y hay que agarrarse a cualquier oportunidad que haya, cada oportunidad cuenta, esforzaros lo máximo posible, pasito a pasito como una escalera.” Dijo Laura, entrevistadora de Verónica, siguiendo las palabras de Jonathan, “para la vida no hay ascensor, sólo hay escalera y hay que ir pasito a pasito”.

En el evento, también salió a relucir qué sesiones marcaron más a los chicos, y con cuáles se quedan para su día a día, así Sheila exclamó, “El poder de la palabra”, dentro de la sesión de Habilidades comunicativas, o La Ética en el trabajo.
“He aprendido cosas prácticas que puedo usar en mi vida diaria”, contó Micka, reforzando todo lo que aporta este programa: cómo hacer las cosas en el ámbito laboral y en otros aspectos de la vida, donde cada uno es responsable de su propio desarrollo.

El programa ha ayudado a estos chicos a prepararse para aprovechar las oportunidades profesionales que se les presenten, “después del programa he sido seleccionado para el Programa 1º Oportunidad Profesional”, comunicó Samir, “Y antes no había pasado ni la primera fase”.

El evento finalizó con un photocall donde los chicos mandaron un mensaje a aquellos mentores que no pudieron estar presentes. Haciendo de esa tarde, un lugar acogedor donde compartir todo su entusiasmo.

 

Galería de fotos

Recomendados

Empieza a escribir y pulse Intro para buscar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies